Hay muchas maneras de simbolizar nuestros apegos más querido en una joya. Medallas, discos, charms, fetiches…

Marta quiso llevar los suyos siempre sobre su piel y al mismo tiempo que fuera una gargantilla moderna, ponible y muy cómoda.

Escogió las piedras del mes de nacimiento suya ( amatista) y de su marido ( topacio) y en medio pusieron la de su hijo ( aguamarina). Y aún queda mucho espacio para los que lleguen…!!

El engaste en chatón cuadrado le da un toque diferente y muy joyero.

Gargantilla en oro de 18 ktes con amatista, topacio y aguamarina.

Utilizamos cookies propias y de terceros para poder mejorar nuestro servicio. Si deseas más información, consulta nuestra política de privacidad.
Abrir chat
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?